El Mundo que no es tu ombligo

Y es que es muy fácil aislarse del mundo cuando no se camina por el centro de Caracas, —sí Caracas, que no es sólo la fallida metrópolis del Tolón, Las Mercedes y el San Ignacio— Caracas que es gente, trabajo, sudor y suciedad; esa Caracas que huele a carros, a basura y pobreza.



Hace dos semanas que recorro diariamente parte de Centro de Caracas, desde el otrora famoso —y problemático— mercado de La Hoyada, pasando por el puente de las Fuerzas Armadas y sus libreros, y finalizando en la avenida Urdaneta, donde hay un montón de edificios ministeriales que lucen muy bonitos, pero albergan pura mierda.



En total son como cinco cuadras, pateadas rapidísimo —con ese miedito que guarda el que dice que no tiene miedo—, cinco cuadras que cada día me enseñan algo nuevo:

*Que los fruteros haitianos vinieron a este país buscando mejores oportunidades, y para ellos eso significa vender en una esquinita un saquito de fresas secas por 15 mil.

* Que los del negocio árabe nunca cierran después de las 5:30, es ley que a diez para las cinco se van bajando las santa marías, porque "se pone peligroso".

*Que las loterías aún se llenan con viejitos buscando suerte pa alegrarse la poca vida que les queda.

*Que si algo vale una cola es la fulana pensión, que si vemos no es nada, pero para el que nunca cobró más de 100 bolívares es demasiado. —"y Gracias Señor Presidente rezan".

*Que el diseño del piso por donde camino todos los días es raro pero interesante, lo que pasa es que tienes que imaginar el resto de la figura porque las baldosas existen intermitentemente.

*Que la indigencia tiene arropada a este sector de la ciudad, con hombres semi desnudos que destilan alcohol pero que piden una monedita "por el amor de Dios".

*Que a las 7:00 pm se hacen las camas, en la puerta de este Ministerio o en la de aquel se construyen refugios, con cartoncitos que no se mojaron porque "coño, que bueno que no llovió".

*Que hay más necesidades sin cubrir, que el Gobierno no ha dado ni esto ni aquello, pero la gente común sigue sin dar nada.

*Que se trabaja TOOOODOS los días buscando el pan para la casa.

*Que es interesantísimo conversar de cualquier cosa, en el metro a hora pico porque siempre hay alguien que está dispuesto a cambiar un par de palabras para animar el recorrido.

*Que a los venezolanos nos ganó la desidia y la indiferencia, que no tenemos conciencia por el otro mientras "yo siga bien". Los de arriba siguen de arriba, los de abajo siguen abajo, y los del medio, los del medio no contamos.

*Que sí, Caracas luce horrible, pero yo sé que detrás de tanto desorden y caos sobrevive un grupo de gente que respira por sus sueños, que tiene sus esperanzas puestas en ese "futuro mejor".

*Descubrí que cada día tiene algo distinto al anterior, que todos los días hay algo que aprender.

...

"Al norte del Sur, con su cielo siempre azul donde las flores nacen sin que sea preciso primavera, aún los niños juegan y la mayor riqueza son ellos"
Aunque vivan en miseria, con ropa desgarrada y pidiendo "para comer algo", la mayor riqueza son ellos. Ellos que soñaran como nosotros, y querrán ser como ustedes.

...


Cuando mi compañera de apartamento me lea, sabrá que estoy en un Patriotic mode (me dije)

...

Pero es que es simplemente necesario (me respondí)

...

Entre desidia, rabia, olvido y sueños. Punto

3 Monólogos:

V|cKyL@nd 25 de agosto de 2008, 18:55  

jajaja yo estoy en sex mode jaja mentira!... estoy en Patriotic mode con Afecctive incontinence.

El centro de Caracas tiene tantas tantas TANTAS historias Anyi: de los que no comen, de lo que no duermen, de lo que trabajan, de lo que se rien a pesar de... eso es... hágase periodista. Patee calle, vea lo que pocos ven. Denuncie. Haga buen periodismo y tome un pedacito de la responsabilidad que tenemos todos de cambiar las cosas.

sophie 15 de septiembre de 2008, 15:23  

Interesantes observaciones, yo tuve que ir al centro de Caracas muchas veces, siempre iba con muchas de las cosas que plasmaste en esta entrada, zumbando en mi cabeza, pero nunca lo expresé de forma tan acertada. Felicitaciones!

Juan 24 de septiembre de 2008, 2:27  

Valla acabas de entran en lo inconcertante e ilogico de nuestro sistema global donde los pobres moribundos son solo una cifra porcentual mayor que los ricos y adinerados de nuestro planeta, sabes es extraño pero hace unos dias leia algo que decia textualmente asi: en el mundo hay suficientes recursos para la buena vida de todos mas no para la avaricia de unos pocos. Sabes es extraños leer y oir cosas como un reporte de la FAO que decia en el mundo habran en los proximos años 100 millones de hambrientos (mas gente hambrienta), y por ello apoyamos la busqueda de combustibles alternativos como el etanol! jejejeje sembremos comida para automoviles! (ojo parece un comentario muy politico) pero no lo es que cosa mas ridicula si el mundo se muere de hambre siembren mas comida! que coño importa el combustible para los autos (por ejemplo).

La intencion no es la diatriba politica, la intencion es ver como el mundo se desmorona por falta de cultura, de conciencia, de decacion y esfuerzo en comun para encontrar un verdadero camino, esa gente pobre es mas que decidia, mala suerte, o la mucha o poca fe que le guarden a un sitema politico. Es la realidad de un sistema que fracasa por muchas razones que podrian se hipotesis o verdades crueles, cualquiera de ambos casos son injustificables, en mi opinion muy personal creo que Venezuela es mucho mas que Caracas, y sus alrededores, es mucho mas que las costumbres que se han perdido, las calamidades que atraviesa, creo que Venezuela es aquel amor humano que se ve todo los dias en extraños y conocidos, dando un poquito de su ser por que algo sea diferente distinto, es aquella que entrega su esfuerzo con pasion de sus costumbres de sus creencias, con la aceptacion del projimo (aunque se difiera en pensamiento) creo que ser Venezolano, es algo muy grande que todos los dias hay que ver! no solo por que somos de multiples rasa o nacionalidades, si no por el calor de nuestra gente de cada pedacito extraño e incomprencible de nuestro dia a dia!

Disculpame anyi jejejeje, son las 2:30 escribo mucha paja cuando no me da sueño! jejeje besos me parece bien tu blog, y disculpa la ortografia, total al final e=m*(c^2) jejejejeje