La estafa

" Hemos sido estafados. Ya tenemos suficientes límites, ya nuestra libertad es bastante relativa, ya nuestra condición humana es demasiado abstracta -y da tanto fastidio-, ya tenemos suficientes ideologías que seguir o criticar como para que, además, nuestros deseos sean puestos en ridículo. Pero pasa, y muy a menudo"

Porque ahora mis deseos se balancean en el ridículo, con un peso mayor al que se habían acostumbrado a soportar...

1 Monólogos:

César Valenzuela 24 de diciembre de 2008, 16:04  

Qué honor, Anyimar.
Habrá que encontrar la manera de vengarse de los ladrones (no te fíes, no es un Gran Criminal como quieren hacernos creer, son muchos). Quizás si deseamos algo hasta explotar los escombros les peguen en la cara.
Todavía estaríamos haciendo el ridículo, por supuesto.